Arquitectura contra el Cambio Climático

20 de abr

ebro-pais

Foto: Desbordamiento del rio Ebro a la altura de Boquiñeni. Al fondo, el municipio de Pradilla. CARLOS ROSILLO (EL PAÍS)

Las recientes inundaciones vuelven a poner el problema del Cambio Climático en las portadas de las crónicas actuales. Pero estos desastres son un capítulo más de los numerosos eventos meteorológicos excepcionales que se han producidos en los últimos años. Oleajes y huracanes que han producido grandes destrozos en la costa del levante, el verano 2017 ha sido el más largo registrado en los últimos treinta años que ha producido graves problemas de sequia a lo que ha seguido un invierno con abundantes nevadas en muchas regiones del país.

Junto a la constatación de los inevitables cambios que está sufriendo el clima, es necesario también echar cuenta de los daños materiales e inmateriales que se producirán de manera inevitable. Según la Agencia Europea del Ambiente entre el 1980 y el 2013 se gastaron alrededor de 400 billones de euros en reparar los daños producidos por el Cambio Climático y según las previsiones estos datos están destinados a aumentar. Además de los daños materiales, es necesario considerar también los desplazados generados por la subida del mar y la desertificación y los riesgos para la salud y el bienestar de las personas.

Por otro lado, la puesta en marcha de acciones de mitigación y adaptación al cambio climático se traducirán en ahorro sustanciales en cuanto a daños materiales, la reducción de números de muertos y enfermos crónicos y reducción de costes para regular la calidad del aire. Por todo ello, es necesario que los Países actúen de forma urgente a través de políticas y acciones concretas.

España está ahora debatiendo la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética, identificado los problemas y oportunidades sectoriales y proponiendo medidas concretas. El sector de Ciudades, urbanismo y vivienda arrastra graves problemas, sobre todo por el crecimiento desproporcionado que se ha producido durante la burbuja inmobiliaria y la dispersión urbana, causa de un aumento del uso del coche privado como principal medio de transporte.

Los científicos no tienen dudas que la principal causa del Cambio Climático son las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) producidos por las actividades humanas, por lo que las acciones de mitigación deben dirigirse a reducir dichas emisiones. A nivel de edificios, después de la certificación energética, el Parlamento Europeo aprueba en el 2010 la Directiva 2010/31/UE con la cual se introducen los edificios a cero emisiones (ZEB o nZEB).

Desde la Asociación ECOMETRO proponemos ir más allá de los edificios ZEB o nZBE en cuanto estos edificios se limitan a considerar sólo las emisiones durante la fase de uso. Según nuestra visión, y las directrices marcadas por la normativa en la evaluación de la sostenibilidad de los edificios, se deben considerar las emisiones a lo largo de todo el ciclo de vida: extracción y producción de los materiales, transporte, construcción uso y fin de la vida.

Por ello, hemos realizado la herramienta ECOMETRO ACV que permite calcular las emisiones de CO2 y otros impactos en diferentes fases de la vida del edificio. La herramienta ACV está asociada a una base de materiales de la construcción que incorporan información sobre el impacto ambiental del mismo. A partir del presupuesto del edificio, el usuario puede conocer el impacto que generará y escoger entre diferentes opciones la que resulte más sostenible.

Además, en ECÓMETRO estamos trabajando para crear un nuevo sello de Edificio CO2 nulo, cuyo objetivo es promover edificio que tengan el menor impacto posible en el medioambiente. CO2 nulo es un nuevo sistema de pensar el edificio donde la sostenibilidad y el ACV ocupa el primer lugar. En ello, el diseño bioclimático se complementa con la selección de sistemas constructivos de bajo impacto, el uso de energía renovable y se realiza una compensación de CO2 para aquellas emisiones inevitables durante el proceso de producción y construcción del edificio.

LEVEL(S): UN LENGUAJE COMÚN PARA LA ARQUITECTURA SOSTENIBLE

16 de mar

levels_picture

Fuente: http://www.buildup.eu/en/news/introducing-levels-common-language-sustainable-buildings-0

La Comisión Europea, en colaboración con Skanska, Saint Gobain, Sustainable  Building Alliance y Green Building Council, ha promovido el desarrollo de un sistema común de evaluación de la sostenibilidad de los edificios a lo largo de su ciclo de vida. Además de los aspectos ambientales, el sistema permite evaluar otros importantes aspectos relacionado con las prestaciones de los edificios como la salud y el confort, el coste del ciclo de vida y los potenciales riesgos futuros.

Level(s) es un sistema voluntario de evaluación nuevo y open source, pensado para ser aplicado por los profesionales del sector de la edificación en los diferentes países de la UE. El sistema apuesta por la evaluación del impacto ambiental del edificio, enfocado a cumplir con los objetivos prioritarios a nivel europeo.

Level(s) se estructura en 4 apartados:

  • Macro-objetivos: un sistema constituido por seis macro-objetivos enfocados a cumplir con los objetivos establecidos por la UE en materia de energía, uso de materiales, residuos, agua y calidad del aire.
  • Core Indicators: un conjunto de nueve indicadores para la medición de las prestaciones del edificio y que son directamente relacionados con los macro-objetivos.
  • Life cycle tools: una metodología simplificada para el cálculo del ACV del edificio, conformada por 4 herramientas de diseño de escenario y 1 de recopilación de datos.
  • Evaluación del nivel de riesgo: un checklist enfocado a medir el nivel de confianza de la evaluación de las prestaciones realizada con Level(s).

Level(s) es un sistema que promueve el enfoque del Ciclo de Vida como un sistema para un diseño holístico del edificio. Por ello, quiere promover el Análisis del Ciclo de Vida (ACV) y la evaluación del Coste del Ciclo de Vida (LCC), como principales herramientas aplicables en los diferentes países europeos.

El sector de la edificación es clave para la política de economía circular de la Comisión Europea, un sistema económico regenerativo en el cual se minimiza el consumo de recursos y energía. En este contexto y a partir de estándares existentes, Level(s) proporciona un acercamiento común a nivel europeo para la evaluación ambiental de los edificios.

El sistema está dirigido a todos los agentes del sector inmobiliario, desde los propietarios hasta los proyectistas, constructores y diferentes profesionales del mundo de la edificación. Los indicadores están estructurados para enlazar las diferentes fases desde el diseño, la construcción y ocupación del edificio, dando información transparente y promoviendo los sistemas de cálculo estandardizados.

Desde el ecómetro estamos atento a todos los nuevos desarrollos en tema de evaluación de los edificios. Aplaudimos las iniciativas que buscan alinear la evaluación ambiental al marco definido por la UE y que impulsan el ACV. De hecho, el ECÓMETRO basa su metodología de cálculo en el ACV y en la rigurosa aplicación de los estándares UNE de referencia. Por ello, estamos revisando este nuevo lenguaje común y vamos a tener un papel activo en testear y aportar sugerencias a la Comisión Europea.

Os invitamos entonces a apoyarnos en esta labor de revisión y a mandarnos vuestros comentarios para que los podamos transmitir a los desarrolladores.