¿Qué es el Análisis del Ciclo de Vida?

28 de feb

acv

El Análisis del Ciclo de Vida (ACV en inglés Life Cycle Assessment) es una metodología para el cálculo del impacto ambiental de productos y servicios durante todas las etapas de su existencia: extracción, producción, distribución, uso y fin de la vida. El ACV provee un instrumento para la toma de decisiones en temas ambientales. El método de cálculo, definido por la ISO 14040 y adoptada en España por la UNE-EN ISO 14040, que permite definir de manera objetiva y rigurosa el impacto ambiental a través de la estimación de la cantidad de recursos (en “entrada”: materiales, energía, agua, etc…) y de emisiones ambientales (gases y líquidos contaminantes, residuos, etc.) asociado al sistema o producto que se está evaluando.

El Análisis del Ciclo de Vida se puede aplicar a diferentes productos y servicios y se estima considerando toda su existencia, desde la extracción de la materia prima, llamada la “cuna”, su proceso de transformación (transporte a fabrica, elaboración, empaquetado), el uso hasta su fin de vida o lo que se define la “tumba”. Sin embargo, el producto o algunos de sus componentes podrían reciclarse y volver a entrar en el ciclo de vida de otro producto. Para los productos que terminan en vertedero se habla de análisis “de la cuna a la tumba”, para los productos que al final de su vida se reciclan y vuelven a ser recurso para la producción de otro producto, se habla de análisis “de cuna a cuna”.

El concepto de Ciclo de Vida propone un cambio de paradigma en la forma de concebir la relación del hombre con el ambiente, entendiendo la complejidad de relaciones e intercambios a nivel global e intergeneracional. Aplicado a la arquitectura, el ACV permite al proyectista tomar conciencia de todo lo que está antes, durante y después de la construcción del edificio. Este nuevo paradigma nos permite entender y cuantificar el impacto de un edificio de manera global, local y a lo largo del tiempo.