Mapa de aproximación

13 de abr

Utilizamos esta herramienta para cartografiar los elementos existentes que pueden influir en el impacto del edificio. Es el primer paso en el proceso de diseño, y funciona como un filtro de información ambiental, dándonos las claves desde la perspectiva local para trazar una buena estrategia ecológica en el desarrollo del proyecto. Nos dice el tipo de presiones a las que está sometido el lugar, dónde nos podemos encontrar los mayores impactos, cuáles son los recursos de los que disponemos, los posibles riesgos o qué parte del entorno es más frágil y en la que tenemos que actuar con más cuidado. También nos permite conocer las redes locales y las posibilidades de apoyo en lo colectivo, como base para la eficiencia.
Todas las estrategias de diseño se trazan como respuesta a este mapa, con criterios de adaptación, restauración y protección, para conseguir en definitiva un sistema rico y estable.